Clases de repaso, ¿Cómo saber cuándo debo apuntar a mi hij@?

La eterna duda de muchos padres y madres, ¿Qué hago?, ¿Lo apunto a clases de repaso porque veo que le cuesta un poco? ¿Espero a ver cómo va el trimestre para tomar la decisión? ¿Valdrá la pena apuntarlo o sería mejor tratar de establecer unas pautas en casa?

Es normal hacerse todas esas preguntas y muchas más. Las clases de repaso son una herramienta muy útil para cualquier niñ@. No sólo para mejorar en una asignatura en concreto, sino para aprender hábitos y técnicas de estudio o simplemente aportarle un apoyo extra en un espacio sin distracciones. Las clases de repaso favorecen el desempeño escolar.

Pero, ¿Cómo saber cuándo es el momento de apuntar a tu hij@ a clases de repaso?

Lo primero de todo, es importante saber que no es necesario que suspenda para apuntarle a clases de repaso, ya que pueden ayudarle en muchos otros aspectos. Los más importantes son los siguientes:

–       Ayudar a hacer los deberes:

Si no dispones de tiempo en casa, a causa del trabajo u otras obligaciones, las clases de repaso ayudarán a que tu hij@ vaya realizando los deberes semanalmente con la ayuda de un profesor que le proporcionará ayuda en las dificultades que tenga para realizarlos.

–       Mejorar en una asignatura determinada:

Siempre hay asignaturas que se nos dan mejor que otras. Pero, si tu hij@ tiene problemas para afrontar alguna asignatura en concreto, sería conveniente replantearse las clases de repaso para que no arrastre esos problemas en la materia durante el curso escolar.

–       Adquirir buenos hábitos de estudio:

Las clases de repaso le ayudarán a aprender a estudiar de forma autónoma, a crear unos buenos hábitos y estrategias de estudio y a organizar su tiempo. De esta forma, podrá aplicar todo lo aprendido durante toda su vida académica.

–       Reforzar en momentos puntuales:

Aquellas ocasiones en las que nuestr@s hij@s nos piden ayuda porque ven que no pueden afrontar un examen o ven que ese trimestre se sienten más flojos y se les está resistiendo.

–       Reforzar en momentos personales complicados:

Es muy apropiado en momentos en los que están pasando por algún periodo personal que puede afectar a su atención y rendimiento. Por ejemplo, un traslado, situaciones de estrés y ansiedad, cambios en la estructura familiar…Para estos períodos puntuales siempre va bien reforzar lo aprendido, puesto que muchas veces tienen tanta información externa en la cabeza que no pueden abarcar todo. También, sería bueno trabajar desde la psicología para calmar ese malestar que pueden estar viviendo.

Las clases de repaso aportan muchos beneficios a nivel académico y personal

Además, acudir a clases de refuerzo tiene muchas ventajas a nivel académico y personal. A continuación te exponemos las principales:

–       Pueden ir a su ritmo:

El profesor/a adapta el contenido de su clase a la velocidad de aprendizaje de cada alumn@. De esta forma, no se sienten presionados, pueden pensar y realizar las actividades de manera relajada. Preguntando, sin sentir vergüenza, todo lo que necesitan.

–       Aprenden a organizar su tiempo:

En los centros de refuerzo escolar, delimitamos un tiempo para cada clase, enseñamos como deben estructurar sus tareas para ser capaces de hacer todos los deberes, o estudiar, en el horario que tienen previsto. De este modo, aprenderán a no acumularán tareas para llevarse a casa.

–       Mejora su autoestima y seguridad:

Ésta, quizá, sea la mejor ventaja. Muchas veces, interiorizas tanto que no puedes que al final te lo acabas creyendo. Cuando tus pequeñ@s reciban la atención y explicaciones que necesitan verán que pueden conseguir lo que sea. Estos logros, que irán realizando a medida que avancen sus clases de refuerzo, harán que su confianza, seguridad y autoestima aumenten exponencialmente.

–       Repasan los conceptos y fomentan hábitos:

Tal y como hemos expuesto anteriormente, al tener a un profesor explicando lo que necesitan a su ritmo hará que amorticen su tiempo de estudio. Repasar las lecciones realizadas en clase y acostumbrarse a tener unos buenos hábitos a la hora de estudiar harán que cuando haya un examen no deban dedicar tantas horas a entender y memorizar cosas, ya que lo tendrán todo muy fresco y bien organizado.

Debemos animar mucho a nuestros hij@s, aplaudir cada logro que realizan. Un buen entorno familiar será clave para que su rendimiento, a todos los niveles, sea bueno. Os animamos a que los felicitéis por todo lo que consiguen (que seguro que son muchísimas cosas).

En resumen, las clases de repaso ayudarán a sacar todo su potencial y a adquirir nuevos hábitos de estudio que le serán muy útiles en todos los cursos escolares.

https://www.kavurey.com

Os recordamos que, desde KAVUREY abordamos este tipo de problemáticas con una alta efectividad, de manera presencial o virtual. Si crees que podrías estar inmerso en una situación que requiera ayuda de un profesional o conoces a alguien que pueda necesitarlo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *