6 Tips para entrenar el autocontrol en tus hij@s

Los niños de hoy en día parecen tenerlo todo. Y, a medida que los cubrimos de estímulos externos (juguetes, tablets, móviles…) de forma casi inmediata, acrecentamos su necesidad de conseguir todo en el momento que deseen. A esto, le tenemos que sumar la falta de tiempo y paciencia que nos caracteriza a los seres del S.XXI. Con lo cual, siempre es más fácil darle lo que quieren y “olvidarnos” de otra rabieta, que poner límites y trabajar su autocontrol. Así que amig@s, hoy os traemos  6 Tips para entrenar el autocontrol en tus hij@s.

Pero, ¿Qué es el autocontrol?

Como bien dicen nuestros amig@s de Psicología y Mente: “El autocontrol es la capacidad de ejercer dominio sobre uno mismo, es decir, de controlar las propias emociones, comportamientos, deseos, o simplemente estar tranquilo. Esta capacidad nos permite afrontar cada momento de la vida con mayor serenidad y eficacia. La persona que posee un alto autocontrol es capaz de dominar sus pensamientos y su forma de actuar, lo que es beneficioso en multitud de situaciones. Por ejemplo, en un conflicto de pareja o una negociación laboral. Las investigaciones afirman que la inteligencia emocional es clave para poder dominar esta habilidad.”

Así pues, enseñar a nuestros hij@s a tener autocontrol es clave para que puedan tener una conducta asertiva en el mundo que les rodea. Y, como bien se explica en la definición, la inteligencia emocional es la base. Promover la educación emocional en nuestros pequeñ@s es facilitarle herramientas para el futuro.

6 Tips para Entrenar el autocontrol de tus hij@s:

1.     Descansar:

El autocontrol se alimenta de descanso. Los más peques necesitan descansar y levantarse con fuerzas y energías para seguir con su día a día. Un mal descanso, igual que pasa con los adultos, harán que estén más irritables y serán más propensos a perder los nervios.

2.     Establecer consecuencias cuando NO cumplan con los límites que tenemos en casa/colegio/etc:

Como hemos explicado muchas veces, los límites sirven para aportar seguridad y educar en valores. Todo niñ@ necesita de ellos. Cada límite no cumplido debe tener unas “consecuencias” para que el niñ@ aprenda que no siempre puede hacer lo que quiere.

(Para saber más sobre límites te dejamos otro post en nuestro blog: https://www.kavurey.com/2018/11/24/limites-si-limites-no/)

3.     Reflexionar sobre sus actos:

Este va muy de la mano con el anterior, cada niñ@ debe ser capaz de reflexionar sobre las cosas que dice o hace. Tiene que aprender que no todo vale. Hablar con ell@s y compartir esas reflexiones son cosas que debemos hacer a menudo. Enseñadles cuál hubiera sido el comportamiento correcto en esa situación, quizá ni siquiera lo sabía.

4.     Aprender a esperar, NO le des todo de inmediato:

No le des todo lo que desea y, mucho menos, de inmediato. Si estamos fregando los platos y justo en ese momento quiere que vayamos al comedor a coger un juguete que está en una estantería, tiene que aprender que tenemos las manos mojadas y que iremos cuando acabemos. Y, aunque él/ella quiera jugar ahora mismo, no siempre va a obtener todo lo que desea en el momento que lo desea.

5.     NADA, excepto una urgencia real, tiene que satisfacerse al momento:

Tiene que aprender a diferenciar cuando algo es urgente y cuando no. Sólo las urgencias reales, como hacerse daño, requieren atención inmediata. Un capricho no es una urgencia, por tanto, no debe satisfacerse al momento, si no se puede. Con la espera trabajan su autocontrol y su paciencia. Algo que fomentará unas relaciones más sanas y positivas.

6.     Sus prioridades NO están por encima de las tuyas:

SÍ amig@s, sus prioridades no siempre están por encima de las nuestras. Si mamá o papá tienen prisa porqué tienen una reunión importante en el trabajo y quieren llegar pronto, mamá/papá no van a estar 100% disponible esa mañana para darle cada segundo lo que quiera, no van a ponerse a jugar ni van a poder quedarse en casa más tiempo. Mantener una buena rutina y orden facilita las cosas en casa. Trabajar los sentimientos y emociones que vienen añadidos a ciertas situaciones es una buena manera de trabajar desde la educación emocional.  Explícales cómo te sientes y porqué te sientes así para que entiendan bien el porqué de esas prioridades.

Un autocontrol bien trabajado desde pequeños, nos ayudará a que nuestros hij@s crezcan con más tolerancia a la frustración, con unas relaciones sociales más fuertes y con un buen dominio de sus propios estados emocionales. Poner límites, esperar y priorizar según qué cosas son herramientas necesarias para ir construyendo una personalidad más fuerte en nuestros retoños.

De la misma manera, esto es aplicable a los adultos, debemos aprender a gestionar nuestros estados y a cultivar la espera, que en los tiempos que corren parece que todo nos urge. Descansa y busca momentos para el relax, prioriza cuando sea necesario (que no te consuma el trabajo y las obligaciones diarias) y reflexiona sobre cómo vas gestionando tu vida y que puedes hacer para mejorarla.

Os recordamos que desde KAVUREY abordamos este tipo de problemáticas con una alta efectividad, de manera presencial o virtual. Si crees que podrías estar inmerso en una situación que requiera ayuda de un profesional o conoces a alguien que pueda necesitarlo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

www.kavurey.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *