Hacer renuncias es quererse bien

✨Una persona que se quiere sabe hacer renuncias✨

Quererse bien también implica hacer renuncias.

Puedes renunciar a…

👉Actividades que no te apetece hacer (esa quedada de pádel a la que dijiste que si por compromiso, esa clase de piano gratis a la que me apunté y no me apetece nada ir…). Nadie te va juzgar excepto tú, y si lo hacen desde fuera, el problema no es tuyo, es suyo.

👉Responsabilidades que no te corresponden. En la vida tenemos diferentes roles, hijos, padres, maridos, mujeres, hermanos, tíos…pero eso no implica que debamos cargar con cosas que no son nuestras, no tienes que intentar complacer a todo el mundo.

👉Un estilo de vida con el que no te identificas. Muchas veces, hacemos cosas por la presión grupal, porque es lo que se supone que debemos hacer, etc. Pero si esas cosas no van acorde con nuestros valores, tendremos un problema con la tríada de la psicología: pensamiento, sentimiento y acción, que irán descompensados.

👉Hábitos de vida que te perjudican. Intenta quitar esos hábitos que te perjudican y, a la vez, te hacen sentir mal. Dejar el tabaco, el sedentarismo, la dieta de la hamburguesa y los bocadillos…Empieza a cuidarte y quererte.

👉Personas que te desequilibran, aunque no sean malas personas. No todo el mundo que está a nuestro lado no hace sentir igual de bien, hay que saber elegir las personas. Elegir las personas no significa que las otras personas sean malas, simplemente que en ese momento de nuestra vida no necesitamos a X persona que nos haga sentir de X manera.

En Kavurey aprendemos a querernos bien 🧡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *